Hipódromo Independencia

A 60 años de la hazaña de Ángel Oscar Baratucci


 A 60 años de la hazaña de Ángel Oscar Baratucci

Cada 15 de diciembre no es una fecha en la historia del turf rosarino. Cada 15 de diciembre se lo recuerda a él, a ese jockey que marcó un antes y un después en la historia de las carreras de caballos en Argentina y el mundo. Cada 15 de diciembre se le rinde homenaje a una hazaña única e indescriptible.

Cada 15 de diciembre Rosario lo recuerda. Y en esta ocasión aún más. Es que este viernes 15 de diciembre de 2017 se cumplen 60 años del memorable logro conseguido por don Ángel Oscar Baratucci, quien un 15 de diciembre pero de 1957 ganó las 8 carreras que se disputaron en el Hipódromo Independencia, marcando un hito en el turf del planeta.

Bonaerense de nacimiento pero rosarino por adopción, Baratucci es sin dudas uno de los íconos del deporte de la ciudad.

Nació un 1° de mayo de 1921 en Azul, Buenos Aires, y falleció un 16 de julio de 2014. Una leyenda del turf. Un tipo noble y de buena madera, que dejó su vida por el turf.

El 1° de noviembre de 1936 y con apenas 15 años hizo su debut en el Hipódromo santafesino de Las Flores. Dos años más tarde, comenzó a ganarse un nombre en el mundo hípico con victorias arriba de Stanza y Maronita.

Un 15 de agosto de 1939 debutó en el Independencia montando a Náutico, mientras que 15 días más tarde asombró a los burreros con su victoria en Rosario al mando de Náutico.

A medida que pasaron los años fue sumando triunfos en fila y un 15 de diciembre de 1957 sorprende a todo el mundo: es que “Bara” logra un récord mundial al imponerse en nuestro Hipódromo en las 8 carreras del programa. Según cuentan las crónicas de la época, se impuso en la primera carrera con Triquiñuela, en la segunda con Val, en la tercera con Maletín, en la cuarta con Tour the Force, en la quinta con Eltondoc, en la secta con Panamá, en la séptima con Ganador y en la octava con Modelado.

No sólo corrió en Rosario, sino que dejó su huella en San Isidro, Palermo y La Plata, aunque también deslumbró en los hipódromos de Salta, Tucumán, Corrientes, Mendoza, Paraná, Santa Fe, San Francisco, Rafaela, Mar del Plata y Córdoba, mientras que fronteras afuera lo hizo en Brasil, Uruguay y Paraguay.

Durante 56 años se subió a un caballo para correr. Se impuso en más de 3.300 carreras. Y se adueñó de 26 estadísticas, 21 de forma consecutiva.

A punto de cumplir 69 años dijo basta. Colgó la fusta y se bajó definitivamente del caballo.

En el año 1995 el Concejo Municipal lo declaró "Ciudadano ilustre", mientras que la Cámara de Diputados de la Nación también lo condecoró con el título de “Mayores Notables”.

Un 16 de julio de 2014 el turf lloró, a los 94 años, el adiós de don Ángel Baratucci. Ese día se transformó en leyenda.  

   Enviar por mail
   Imprimir